Carmen Sampedro

La palabra hecha verso

Esperanza tardía…

Un tropel de versos

cabalgan en la noche

cubriendo de polvo

tu sombra y mi aliento.

Cabalgan

madre,

cabalgan.

Desbocadas palabras

clavan sus dientes

sobre mi almohada

y un filo de acero

tala mi garganta.

Cabalgan

madre.

Es tarde para la esperanza:

La luna tañe un laúd

para adormecer al alba.

Ya es tarde para la esperanza

reza la noche al cerrar la caja

donde yace tu cuerpo

atado a mi infancia.

Cabalgan

madre,

cabalgan.

 

Poema galardonado con el primer premio de poesía convocado por Ojos Verdes Ediciones

Carmen Sampedro

Linares 2015

Pintura: Tañedor de laúd, de  Caravaggio

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.