Carmen Sampedro

La palabra hecha verso

2016 versos para el nuevo año…

Al compás de las campanadas, vamos dejando atrás cada uno de los meses del año que muere rendido con la última uva…

Al instante, se presenta el nuevo año con su juego de dados recién estrenados para que juguemos a la suerte, que parece ser es lo único a lo que podemos aspirar.

En el frenesí de la noche más vieja del año, nos disfrazamos un poco de inocencia y damos la espalda con cierta ingratitud, a la oportunidad que día tras día hemos tenido entre las manos. Los dados están gastados.

Comienza el año y los deseos cenicientos invocan a los cielos o a la nada, el atrezo donde representar lo que soñamos ser…

Despedir el año, con sus días y sus noches, debería ser algo más que cambiar lo viejo por lo nuevo; podríamos detenernos a valorar que hemos sido protagonistas de todo cuanto ha acontecido y que esos dados gastados, somos nosotros mismos.

El 2016 nos brinda la oportunidad de continuar sembrando en nuestros corazones, semillas de solidaridad, generosidad, fraternidad, alegría compartida, compañerismo, ilusión, latidos de esperanza que nos alienta a construir con amor los fundamentos de la gran casa que es nuestro mundo. Y al terminar el año, llorar de alegría al ver cómo florecen algunos de esos frutos…

Un abrazo, y 2016 versos…

Carmen Sampedro.

Linares diciembre 2015

Escultura de  Josep Maria Subirachs

 

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.